DESCENDIENTES DE HÉROES EN SAN IGNACIO RECIBIERON RESTOS DE PASTORA CONCEPCIÓN CÉSPEDES Y SU HIJO

Esta mañana la asociación de descendientes de ex combatientes de la guerra del Chaco de nuestra ciudad recibieron en la entrada a la ciudad los restos de Pastora Concepción Céspedes y su hijo Francisco Arsenio con una emotiva bienvenida cantando una estrofa de la polka che la reina.
El intendente municipal Carlos Afara facilitó el Bus de la institución municipal para que se trasladen los descendientes de la guerra del Chaco y acompañen los restos de Pastora y us hijito hasta Yabebyry.
Los restos de Pastora Concepción Céspedes y su hijo Francisco Arsenio Céspedes ahora son trasladados en caravana hasta Yabebyry.
Según el relato del concejal Alcides Montañez concejal municipal de Yabebyry, Pastora Céspedes, una mañana del mes de marzo de 1933 recibió la noticia de que su hijo Francisco Arsenio murió en la batalla de Campo Jordán, durante la Guerra del Chaco entre Paraguay y Bolivia.
Ante esa terrible información, ella se trasladó hasta el sitio y encontró a su hijo sin vida. Lo llevó desde Campo Jordán hasta el Fortín Muñoz y allí ella misma lo enterró.
Una vez concluida la Guerra del Chaco, Pastora construyó una choza al lado de la tumba de su hijo, donde vivió durante 24 años, hasta que el 10 de enero del año 1959 los vecinos la encontraron muerta, abrazada fuertemente a la cruz de su hijo. Fue enterrada en el mismo sitio.
Según la historia contada por el concejal municipal Pastora es de Yabebyry, trabajaba de estancia en estancia, fue madre soltera. Arsenio se fue a la guerra, la mamá le siguió, le dieron el trabajo de enfermera para estar cerca de él.
Las ahora urnas son transportadas en caravana hasta la comunidad. Se estima que permanecerán un tiempo en el museo, para luego ser llevados hasta un mausoleo que será construido en el casco histórico de la ciudad.

Comentarios